Consejos para conducir en verano

Consejos a la hora de circular con el coche en verano

Recién entrada la época estival, nos encontramos con situaciones que durante el resto del año no suceden o bien, suceden mucho menos. Por ejemplo, las carreteras están llenas de ciclistas que aprovechan el buen tiempo para disfrutar de su afición. También nos encontramos con carreteras con mucho tráfico o calles en poblado repletas de personas.

Cosas del veranito pueden ser las ‘cañas con amigos’. Esa reunión informal en las típicas terrazas de los bares que proliferan con el buen tiempo puede ser una carga. El hecho de estar disfrutando nos hace olvidarnos de que tenemos el coche aparcado un poco más allá y que luego hay que irse a casa, provocando que tomemos más alcohol de la cuenta.

Y sólo hemos puesto algunos ejemplos que nos encontramos todos los años cuando comienza el buen tiempo, los días se alargan y el sol manda en los cielos. Es por eso que vamos a repasar algunos puntos importantes que convendría tener en cuenta todo este verano para que sea lo más placentero posible, dejando muy lejos cualquier tipo de percance.

Ciclistas en la carretera

Consejos para circular con el coche en verano

El tema ciclistas está dando que hablar debido a la cantidad de atropellos que está habiendo. Es un problemas de peso, pues no sólo es culpa de conductores maleducados y poco respetuosos con la vida agena, sino de ciclistas que vienen a recibir los mismos calificativos aunque sea su vida la que está en juego.

Si nos encontramos con un grupo de ciclistas en carretera, deben ir de dos en dos, máximo permitido por ley y siempre pegados lo máximo posible al margen derecho. El grupo entero de ciclistas, el pelotón, se considera un solo vehículo a efectos de cruces, rotondas y de circulación en general.

A la hora de rebasar al grupo de ciclistas, está permitido ocupar el carril contrario al completo e incluso pasar por encima de línea continua sin ningún tipo de problemas, siempre claro, que no vengan coches de frente. Es imprescindible dejar entre el coche y los ciclistas un mínimo de metro y medio, pasando a velocidad moderada. En caso de no poder hacerlo, deberemos pasar extremadamente despacio o bien, esperar detrás a que sea posible adelantar con seguridad.

Y ojo a los pasos de cebra. La bicicleta se considera vehículo y por tanto, un ciclista que quiera cruzar un paso para peatones debe, por ley, hacerlo a pie y no subido en la bici.

Niños en el coche

Consejos para conducir en verano

En verano en muy típico salir al parque, a la piscina o a ver a familiares y amigos. Cualquier excusa es buena para salir de casa, pero cuando hay niños de por medio la cosa se complica un poco.

Independientemente de la edad, los niños deben circular en una silla homologada o en su defecto, usar un adaptador (el típico alza) cuando sea necesario y siempre en las plazas traseras. Hay sillas que permiten su montaje en las plazas delanteras y a contramarcha, pero salvo estas excepciones, siempre en las plazas traseras.

Si el niño tiene una altura de 1,35 metros, podrá usar la plaza del copiloto y PONERSE SIEMPRE el cinturón de seguridad del coche sin asiento homologado o alza. No obstante, se recomienda que se espere a que se alcance una altura de metro y medio (1,50 metros).

Circulación por autopistas

Consejos para circular en verano

Las vacaciones llenan las carreteras de vehículos y convierte los desplazamientos en algo que en ocasiones puede ser peligroso. Pero aún con estas, es obligatorio por ley, CIRCULAR SIEMPRE POR LA DERECHA usando el resto de carriles para adelantar. El carril más a la derecha no es el carril de los camiones, es el carril obligatorio para todo el mundo que circule por carreteras interurbanas.

En autopistas no se puede usar el carril que mejor convenga a nuestro destino, esa es una normativa exclusiva de poblado. Hay que ir siempre por la derecha facilitando además las incorporaciones a la vía siempre que sea posible. Y ojo con esto, pues es obligatorio por ley.

Importantísimo señalizar la maniobra con el intermitente, que por cierto, no da prioridad de ninguna clase. Es sólo un indicador de intención de maniobra.

Alcohol y conducción

Conducir y alcohol

Según el reglamento, la tasa máxima de alcoholemia para conductores particulares es de 0,25 mg/litro, si no sobrepasamos dicha cifra, estaremos circulando legalmente. No obstante, esto no quiere decir que no haya peligro de ningún tipo. Ya de entrada, conducir un vehículo conlleva una serie de riesgos y el alcohol, aunque sean pequeñas cantidades, afectan a nuestra capacidad de reacción y por tanto, aumentan el riesgo de sufrir un accidente.

La única tasa de alcoholemia segura es 0 mg/litro.

Leave a Reply

Next ArticleLos coches híbridos son el siguiente paso para la industria del automóvil