Cómo preparar tu coche para un viaje largo

Conviene hacer una revisión exhaustiva con tiempo suficiente para reparar posibles fallos cuando te dispones a realizar un viaje largo en carretera. La mayoría de los españoles disfrutará de las próximas vacaciones después de viajar en coche. El destino no siempre está cerca de donde cada uno vive, así que antes de viajar conviene comprobar el estado del coche. Este tipo de revisiones no debe hacerse como mínimo una vez al año, pero como la mayoría de los conductores no sigue este consejo, no está mal aprovechar estas fechas en la que se va a viajar para hacer un chequeo. Hay conductores con conocimientos de mecánica suficientes como para revisar estos elementos y preparar el coche para un viaje largo. En caso contrario, es necesario llevar el automóvil a un taller. Compara diferentes presupuestos para escoger el más adecuado. No hace falta que vayas al concesionario oficial: el control del coche puedes hacerlo en cualquier taller sin perder la garantía del fabricante y con los recambios que se deseen. Eso sí, el fabricante no te cubrirá desperfectos originados por una reparación defectuosa en un taller ajeno. TEST BASICO Neumáticos Son imprescidibles para la seguridad. Son la única parte del coche que está en permanente contacto con la carretera y deben estar siempre en un estado óptimo. Aunque hagas pocos kilómetros, ¿sabes que las ruedas caducan? Además, comprueba su desgaste (sobre todo en los flancos, por si tienen algún golpe) y controla la presión en frío. También el estado de los flancos, por si tienen algún golpe. Frenos Compueba los discos y las pastillas. Muy pocos conductores saben comprobar si los frenos están en buen estado por lo que es aconsejable acudir al taller mecanico. Nivel de aceite Revisa la fecha del último cambio. Luego comprueba el nivel de aceite, en
Continuar leyendo...

Sistema Start Stop ¿Cuánto combustible se ahorra?

Al arrancar, el coche consume más. Entonces… ¿es realmente efectivo el sistema Start Stop que montan la mayoría de los coches nuevos? Se trata de una duda de lo más razonable porque, el arranque era tradicionalmente uno de los momentos en los que el coche consume más. Así que analicemos cómo funciona. Funciona de una manera relativamente sencilla: el sistema para el motor cuando se detiene y lo arranca automáticamente cuando hay que reanudar la marcha. El sistema Start Stop se compone de un motor de arranque con una larga vida útil, el módulo de control del motor con coordinador Start/Stop integrado y un sensor para calcular el estado actual y futuro de la batería. El alternador también suele ser más eficiente que el de un motor sin start-stop, y la batería es de mayor capacidad, aunque algunos sistemas como el i-stop de Mazda recurren a una segunda batería adicional. Los vehículos con Start & Stop no necesitan de ningún mantenimiento adicional. El sistema Start Stop que ha desarrollado Bosch (que utilizan la mayoría de fabricantes) puede reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 de turismos en un 4 % y en los vehículos industriales hasta en un 8 % en el ciclo urbano. Los fabricantes también han innovado en los motores, con un concepto de arranque innovador. Con la inyección de combustible directamente a los cilindros durante la fase de arranque, el motor alcanza las revoluciones de ralentí en un breve instante. Con este procedimiento se reduce el tiempo de arranque en un 50 %. El sistema DI-Motronic sólo necesita un paquete de software más amplio para el arranque del motor, así como un sensor de revoluciones inteligente que registre siempre la posición angular exacta del motor. Hay fabricantes que indican en sus manuales que el ahorro
Continuar leyendo...

10 consejos para viajar más seguros en coche

Comienzan las vacaciones de verano para muchos y por ello queremos recordarte una serie de aspectos que es necesario revisar antes de coger el coche estos días destinados a aumentar la seguridad al volante: 1. Revisar el estado de los neumáticos: si su dibujo está deteriorado o no disponen de la presión adecuada, disminuye su adherencia a la carretera y la distancia de frenado aumenta considerablemente. En concreto, si el dibujo es menor de 3 mm se incrementa en más de un 40%. 2. Revisar los amortiguadores: en vacaciones son habituales los trayectos de larga distancia y llevar los coches más cargados de lo habitual. Por ello, es clave cerciorarnos de que los amortiguadores se encuentren en buen estado. Éstos absorben los baches del asfalto, proporcionan estabilidad y, en caso de estar dañados, reducirán considerablemente la adherencia del vehículo a la carretera y la seguridad al tomar las curvas. 3. Los frenos junto con los neumáticos y los amortiguadores forman el triángulo de seguridad básico del coche. Los expertos recomiendan revisar pastillas, líquido y discos para evitar riesgos al volante. 4. El sistema de refrigeración del vehículo es el que mantiene la temperatura del motor, evita recalentamientos y la corrosión de sus componentes. Por eso, en verano hay que revisar que el líquido refrigerante se encuentra en buen estado y en los niveles adecuados. 5. Revisar el sistema de climatización: conducir con la temperatura adecuada aporta confort y seguridad, evitando la somnolencia, la fatiga y el nerviosismo. 6. Cambiar aceite y filtros: es imprescindible cambiarlos en los periodos que indique el fabricante para evitar un desgaste prematuro del vehículo. 7. Revisar la dirección asistida, que el líquido se encuentre en los niveles adecuados y que no haya ningún tipo de bloqueo al girar el volante. 8. Transportar adecuadamente la carga:
Continuar leyendo...