Consejos para conducir en otoño

Consejos para conducir en otoño

Se acabó el verano, se marcha el sol dando los últimos coletazos dejando paso a las lluvias, el frío y la caída de las hojas de los árboles. Puede parece lo típico, todos los años ocurre y no sorprende a nadie, pero el otoño es una época del año que puede conllevar algún susto que otro cuando vamos al volante de nuestro coche, lo que no estaría de más tener algunas cosas en mente para no terminar con el coche en el taller o algo peor.

  • Revisar el coche. Sabemos que resulta repetitivo, pero en verano hay muchos insectos, polvo y arena en la carretera, viajamos y nos desplazamos más y en definitiva, usamos más el coche con el consiguiente desgaste y posible suciedad en diversos apartados. Principalmente interesa revisar las luces, ya que en otoño oscurece antes y usamos la iluminación mucho más. No olvidarnos de los limpiaparabrisas que las lluvias son bastante habituales y lo mismo ocurre con los neumáticos.
  • Cuidado con las hojas. ¿Qué peligro pueden suponer unas hojas de árbol en el suelo? Pues resulta que crean una capa que impide pisar directamente el asfalto y a la hora de frenar o cambiar de dirección puede hacer el mismo efecto que al pasar por una placa de hielo o sufrir aquaplaning, sobre todo si están mojadas. Para evitar sustos, debemos frenar antes de llegar a la zona de hojas y mantener una velocidad moderada, evitando los frenazos y cambios de dirección bruscos.
  • Niebla. En ciertas zonas de la geografía de España la niebla es muy común durante el otoño con la consiguiente pérdida de visibilidad que todos conocemos. Pero lo que mucha gente desconoce es que esa niebla, que no son más que nubes muy bajas, trae humedad y hacen que el asfalto sea muy resbaladizo, con el consiguiente peligro.
  • Lluvias y charcos. Otoño es la época de las lluvias y en ocasiones se puede tirar días con precipitaciones. Imprescindible llevar unos neumáticos de calidad y en perfecto estado. Mucho cuidado con las primeras lluvias, son las más peligrosas pues levantan y salen a la superficie toda la suciedad del asfalto y lo vuelven realmente resbaladizo, al igual que los pequeños chubascos.
  • Pronóstico del tiempo. Nunca viene mal estar al tanto de lo que dicen en el parte meteorológico, así estaremos preparados para lo que pueda ocurrir y poder actuar en consecuencia, sobre todo si vamos a realizar viajes largos que bajo la lluvia o con niebla no son nada placenteros.
    Cuidado con los animales. Los atropellos de animales se multiplican en otoño sobre todo durante el amanecer y el anochecer. La principal causa es por una velocidad inadecuada por los motivos ya descritos en otros puntos y una falta de visibilidad elevada.

Leave a Reply

Next ArticleEl origen de la tercera luz de freno