Mitos de los coches

Creencias exageradas en torno al automóvil

Es llamativo comprobar cómo en muchas ocasiones, más de las que debería, se establecen una serie de rumores y creencias de tal manera que terminan siendo, prácticamente, tomadas por realidades aunque ni siquiera se haya comprobado su fidelidad. Son cosas que se asientan entre la gente a base de repetirse constantemente, tanto por propias empresas que buscan beneficio o por la gente en general, que como se suele decir vulgarmente, oye campanas y no saben donde.

Cuando hablamos de coches, nos adentramos en un mundillo donde los rumores y creencias campan a sus anchas, se extienden por foros y redes sociales y son aprovechados por empresas para lucrarse muchas veces. No importa que seas capaz de demostrar que esa creencia es exagerada o que se trata de un bulo, se reafirmarán en en dichas creencias diciendo que es invención de las marcas para que compres y gastes más dinero por poner un ejemplo.

No obstante, aunque se trata de cosas totalmente exageradas y muy asentadas y aceptadas entre lo usuarios, queremos que estés correctamente informado y vamos a aclarar cinco de esas creencias exageradas en torno al automóvil y no hagas mucho caso de lo que pueda decir el ‘típico cuñado’ en las reuniones familiares o ese amigo que todo lo sabe.

Creencias exageradas en torno al automóvil

  • Hay que dejar calentar el motor antes de circular

Típica creencia establecida como cierta a pesar que los mismos fabricantes dicen lo contrario. Antes de iniciar la marca se debe dejar el motor al ralentí unos segundos para que el aceite se reparta por el motor y lubrique lo necesario. Para esto es suficiente con poner el marcha el propulsor antes de hacer cualquier otra cosa, como ponerse el cinturón, encender las luces o dejar el móvil en la consola por ejemplo. Dejar que el coche coja temperatura al ralentí puede suponer al menos 10 minutos parados, cuando no son más si hace mucho frío, haciendo que gastemos combustible sin sentido y que tardemos más en el desplazamiento. Lo ideal es iniciar la marcha sin acelerones y circular a baja velocidad para no forzar el motor. Los coches actuales están desarrollados para que soporten temperaturas de hasta 40 grados bajo cero y con materiales que soportan temperaturas por encima de 50 grados.

  • Antes de parar el motor, esperar unos minutos siempre

De nuevo, una creencia exagerada. Si es cierto que no conviene apagar el motor nada más detenernos, sobre todo en los que llevan turbo, para evitar el efecto de cristalización del aceite en algunos componentes, pero esto se refiere a cuando circulamos a altas velocidades y con el motor revolucionado. Mientras circulamos por poblado, buscando aparcamiento o entramos en el garaje, ya estamos circulando a baja velocidad y hemos cumplido con lo que requiere la idea del título: bajar la temperatura del aceite y de los elementos de manera gradual. Esto lo podemos rematar siguiendo una serie de pasos antes de parar el motor, como poner el freno de mano, quitarnos el cinturón o guardarnos las cosas que hayamos dejado en la consola.

  • El aceite se cambia cada 5.000 km

Podríamos decir que viene de hace muchos años, cuando los materiales y lubricantes no estaban tan desarrollados y que los talleres de mecánica rápida aprovechan para tener mucho trabajo. Los aceites actuales, sobre todo los sintéticos, aguantan en perfectas condiciones entre 15.000 y 25.000 km, incluso 30.000 km si es aceite de alta calidad. Lo normal es cambiar el aceite cada 10.000 km o una vez al año, lo que antes suceda, pero realmente no es necesario y podemos estirar el cambio al menos hasta los 20.000 km, cuando no es más. No obstante, los fabricantes exponen unos datos de mantenimiento que deberían cumplirse sin tener nada más en cuenta, total, son ellos quienes ha diseñado, desarrollado y fabricado el coche, ¿acaso los demás saben más del coche que el fabricante? ¿acaso los talleres saben más que los fabricantes de aceite sobre su propio producto? Si conviene acostumbrarse a revisar el nivel cada cierto tiempo, normalmente cada 2.000 km. Pero poca gente está pendiente de los kilometros del coche así que lo mejor es mirarlo de vez en cuando y cuando vayamos a realizar viajes largos.

Leyendas urbanas sobre el automóvil

  • El aire acondicionado resta potencia y aumenta el consumo

Si, totalmente cierto. El aire acondicionado,por su funcionamiento, aumenta el consumo y resta potencia, pero en los modernos coches actuales sin no exigimos en exceso al sistema (22 grados es la mejor temperatura de funcionamiento) el aumento de consumo y la pérdida de potencia es inapreciable y si el coche tiene un motor potente o de elevada cilindrada es prácticamente nulo.

  • Se debe preparar el coche para el invierno

Esto era necesario en la época de los SEAT 600 o Renault 8, es decir, hace más 40 años. Como ya hemos comentado en otro apartado, los coches actuales se desarrollan para ser capaces de soportar temperaturas extremas ya sean bajo cero o sobre cero. Lo único recomendable en invierno y siempre dependiendo de la zona donde se resida, es tener combustible siempre en el depósito (a poder ser lleno) por si ocurrieran imprevistos y lavar el coche de vez en cuando para eliminar la sal de la carrocería cuando nieva o hiela, pues puede llegar a corroer el metal.

Leave a Reply

1 comentario

  1. Ciertamente mas de una vez deberíamos decir eso de Cuñadismo del día! porque vaya tela con las creencias populares… eso si, lo del aceite yo lo haría según fabricante y no esperar a los 20 o 30 por si acaso, al menos en los coches menos modernos.

Next ArticleAmpliamos instalaciones con dos nuevos centros