Consejos para conducir en verano

Consejos a la hora de circular con el coche en verano

Recién entrada la época estival, nos encontramos con situaciones que durante el resto del año no suceden o bien, suceden mucho menos. Por ejemplo, las carreteras están llenas de ciclistas que aprovechan el buen tiempo para disfrutar de su afición. También nos encontramos con carreteras con mucho tráfico o calles en poblado repletas de personas. Cosas del veranito pueden ser las ‘cañas con amigos’. Esa reunión informal en las típicas terrazas de los bares que proliferan con el buen tiempo puede ser una carga. El hecho de estar disfrutando nos hace olvidarnos de que tenemos el coche aparcado un poco más allá y que luego hay que irse a casa, provocando que tomemos más alcohol de la cuenta.
Continuar leyendo...

Como cuidar los neumáticos

Cuidar los neumáticos de cara a la época de lluvias y frío

Se acerca la época de lluvias, de hojas de los árboles cubriendo la calzada, de frío y de un asfalto que no está en las mejores condiciones para circular, lo que obliga a vigilar ciertos elementos del coche con algo más de detenimiento. Nos vamos ha centrar en los neumáticos, que son la única parte del coche que está en contacto con el suelo y su importancia en estas situaciones es máxima, ya que un neumático en mal estado nos puede ocasionar muchos percances. La función de los neumáticos no sólo se concentra en mantener el contacto con la carretera, va mucho más allá. Unos neumáticos en mal estado no evacuaran el agua cuando llueva de manera eficiente y podremos sufrir aquaplaning o podremos tener problemas a la hora de girar o de frenar, lo que no resulta muy divertido precisamente. Además, con el frío tardan más en calentarse y por tanto, no ofreceran su máximo rendimiento tan pronto como en verano.
Continuar leyendo...

Humedad en el habitáculo del coche

Cómo evitar la humedad en el habitáculo

¿Cuántas veces no habrá pasado que al entrar en el coche tenemos los cristales empañados o percibimos olor a humedad? En invierno muchas veces, casi todos los días. Pero esas cosas se pueden evitar y podemos hacer que el vaho y la humedad desaparezcan rápidamente. Es muy sencillo. Este tipo de cosas suelen ocurrir principalmente en modelos con unos años a cuestas, la estanqueidad ya no es la misma por el paso del tiempo y ciertas cosas pueden estar obstruidas o sucias, como los aireadores o los filtros. En los coches modernos también pasa, ojo, pero es menos frecuente y se corrige mucho más rápido. Otro punto a tener en cuenta es que los días lluviosos, con humedad general en el ambiente, provoca que nosotros mismos traspasamos la humedad al habitáculo en la ropa y en el calzado.
Continuar leyendo...